Difusión

Discurso del Mtro. Javier López Sánchez en Ayapa, Jalpa de Méndez, Tabasco.

Discurso del Mtro. Javier López Sánchez, Director General del Instituto Nacional de Lenguas Indí­genas (INALI) en la inauguración del Primer festival de la lengua ayapaneca. "Shem yeh chotz numdi oode". Ayapa, Jalpa de Méndez, Tabasco, 11 de mayo de 2013.


Lekil ot´an ants winiketik, lekuk sakubel k´inal a wu´unik, ich´aik spatjibal a wot´anik ta pisilik. "Mujeres y hombres de buen corazón, muy buen amanecer, saludamos y reverenciamos la grandeza de sus corazones"


Muchas gracias por estar con nosotros, denle por favor nuestros saludos al señor Gobernador y al señor Secretario de Educación del estado. Tengan la seguridad, que como nos ha instruido el Lic. Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública, habremos de trabajar juntos y de manera coordinada a fin de implementar polí­ticas públicas acordes a la realidad y exigencias de nuestra sociedad, Tabasqueña y mexicana.

Saludo con mucho aprecio a don Manuel Segovia, a don Isidro Velázquez, a don Cirilo Velázquez, y a todo el pueblo de Ayapa por recibirnos y estar con nosotros, a los escritores indí­genas, a la Universidad Intercultural, por estar con nosotros y por su apoyo en el desarrollo no solo del trabajo que realizamos en Ayapa, sino por todo lo que juntos ya hemos realizado, muy a la altura de lo que se exige del ámbito universitario.

A todos nuestros hermanos y amigos que nos visitan de otros municipios y de otros estados, gracias por su presencia. A todos mis compañeros del INALI por su empeño, compromiso y profesionalismo en el desarrollo de las actividades del proyecto ayapaneco y por todo nuestro compromiso para con las lenguas indí­genas nacionales de México.

Nuestros agradecimientos a los diferentes medios de comunicación que hoy nos acompañan, sin duda su trabajo contribuye de manera central no solo para dar a conocer el evento de hoy, sino para promover el conocimiento, la toma de conciencia y valoración de nuestra rica diversidad lingüí­stica y cultural con la que contamos en Tabasco y del paí­s.

Hermanas y hermanos, amigas y amigo todos.

Es menester señalar que en Ayapa, Tabasco, se habla una de las muchas lenguas nacionales que contribuyen a la conformación de la riqueza social y cultural de la Nación mexicana: la lengua numdi oode, también llamada Zoque de Ayapan o Ayapaneco.

Aunque ha vivido por siglos, la existencia de esta lengua se documentó por primera vez en 1966 cuando, al analizar las lenguas de la región de la Chontalpa, un grupo de investigadores definieron que se trataba de una lengua emparentada con aquellas de la familia mixe-zoque, así­ como el popoluca que se habla en Texistepec y en Soteapan, Veracruz, y las variantes del zoque, habladas en Chiapas y en Oaxaca.

Según los datos del Instituto Nacional de Lenguas Indí­genas (INALI), existen alrededor de 11 personas que hablan el numdi oode, de los más de cinco mil habitantes de Ayapa. Todos estos hablantes escucharon y aprendieron esta lengua en sus hogares, hablándola con sus padres y hermanos. Esos hablantes tienen ahora más de 60 años. Se reportan también 4 personas cuyas edades fluctúan entre los 30 y los 40 años que, si bien no hablan la lengua, la pueden entender.

Son estos hombres y mujeres los que con sus voces mantienen y dan vida a una lengua única en el mundo. Una poderosa razón para que todos los Tabasqueños y mexicanos, sea que hablemos ayapaneco o no, nos sintamos orgullosos de ello. Como lo hemos podido constatar aquí­, y si bien muchas personas dejaron de hablar su lengua y ocultar su identidad primigenia por vergüenza, por temor a ser discriminados y excluidos, hoy debo decirles, que el artí­culo segundo  de nuestra Constitución Polí­tica expresa que somos un paí­s pluricultural y plurilingüe, y la Ley General de Derechos Lingüí­sticos de los Pueblos Indí­genas emitida en 2003, señala que las 364 variantes lingüí­sticas, con sus 68 lenguas pertenecientes a 11 familias lingüí­sticas son lenguas nacionales al igual que el español, es decir, que tienen la misma validez para todos los ámbitos de la vida pública y privada, en educación, en salud, en justicia etc. No dejemos pues que se pierda esta lengua, la ayapaneca.

Se requiere, sin duda, de un esfuerzo conjunto muy grande para recuperar una lengua, pero ¿qué podemos hacer para iniciar? Un buen comienzo es reconocer, valorar y respetar a las personas que la hablan, que tienen ese conocimiento y que son quienes pueden compartirlo con aquellos que desean aprender.

El numdi oode es una lengua viva y debe seguir siéndola. En esta lengua se nombran las cosas del mundo, mediante esta también se piensa, también se regaña, se bendice, se enamora, con esta lengua se vive y se trabaja.

Ellos, los hablantes de la lengua de Ayapa, están orgullosos y quieren que en su pueblo, Jalpa de Méndez, en todo Tabasco y en todo México estemos orgullosos también de este idioma mexicano.

Queremos decir que el Instituto Nacional de Lenguas Indí­genas reconoce todo su trabajo y esfuerzo. Y bajo lo que nos ha instruido el Secretario de Educación Pública, Lic. Emilio Chuayffet, queremos decirles que lo que han sembrado tendrá frutos, porque trabajaremos juntos para que esta lengua nacional no se pierda. Habremos de seguir elaborando más materiales en lenguas indí­genas, habremos de traducir nuestra carta magna a todas las lenguas indí­genas nacionales

El numdi oode o ayapaneco es una lengua nacional tan valiosa como cualquier otra; los que no la hablamos debemos respetarla, valorarla y protegerla; y, sobre todo, los hablantes deben hablarla en todas partes, sin pena, sin vergüenza, al contrario debe ser un orgullo, porque no cualquiera habla dos, tres o más lenguas. Y hemos de decirlo, quien habla dos o más lenguas, tiene una visión plural de la vida, puede expresar a través de la lengua la vida misma desde otra visión cultural, en materia de educación, el cerebro, la mente se desarrolla más ampliamente, de manera que hoy se trata de sumar y no de restar, esto es, promover que los niños hablen dos o más lenguas, promover el multilingüismo, y con respeto pleno de cualesquiera de las lenguas de que se trate.

Si así­ lo hacernos unos y otros, propiciaremos el entendimiento entre los distintos pueblos y culturas que constituimos esta gran nación. Al reconocer el ayapaneco, el mundo encontrará una fuente invaluable de recursos, otras formas de concebir la vida y de actuar sabiamente en ella, antes no tomadas en cuenta.

Para continuar caminando tras esta meta, el INALI, junto con un grupo de investigadores, ha trabajado con Don Manuel Segovia y con Don Isidro en la elaboración del Diccionario de la Lengua Ayapaneca que se publicará el próximo año.

Durante el 2012, el INALI convocó a diversas instituciones a sumar esfuerzos para definir propuestas de acciones que contribuyeran a la recuperación de la lengua, y en colaboración con los Señores Manuel Segovia, Isidro Velásquez , Cirilo Velásquez, así­ como con la Delegación en Tabasco de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indí­genas (CDI), la Dirección de Cultura Popular del Instituto de Cultura de Tabasco, la Asociación de Escritores en Lenguas Originarias de Tabasco (ELOTAC), profesores de la Escuela Primaria "Miguel Domingo Hernández y la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco, se acordó realizar esta fiesta para llevar a cabo un reconocimiento público a la existencia de la lengua ayapaneca como patrimonio cultural nacional. A esta iniciativa se sumaron las autoridades municipales del H. Ayuntamiento de Jalpa de Méndez, conformando entre todos el equipo interinstitucional que ha hecho posible este Primer Festival. A todos, nuestros más altos reconocimientos.

El reconocimiento a una lengua implica, sin lugar a dudas, reconocer al mismo tiempo a las personas que la conocen y la hablan y que, a través de su memoria y de sus voces, le dan vida.

No podemos perder una sola lengua en México, no podemos aceptar que las voces de los mexicanos no se escuchen. Esto exige a la sociedad mexicana, a sus autoridades, y sus instituciones a trabajar de manera activa y coordinada junto con toda la comunidad: tanto aquellos que hablan la lengua, como los que no lo hacen, los abuelos, los papás, las mamás, los jóvenes y los niños, de los profesores, de los escritores, los investigadores, los universitarios y todos, sin excepción, debemos participar desde lo más profundo de nuestros corazones para el Tabasco y el México plural e incluyente que todos queremos.

Wokol yalbex kot´antik yu´un te la a wayik stojol de jk´opka´yejtike (Maya.tseltal). Gracias dan nuestros corazones a todos por escuchar nuestra palabra.


Privada de Relox No. 16 piso 5, Col. Chimalistac, Del. Alvaro Obregón, Ciudad de México., C.P. 01070 - Tel. +52 (55)5004 2100

Comentarios sobre este Sitio de Internet  Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
 
INSTITUTO NACIONAL DE LENGUAS INDÍGENAS - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2018 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad